Martín Palermo

También conocido como el hombre árbol o el oportunista de gol. Es un procer e ídolo de toda una generación.

Los comienzos de Martín Palermo

Nació de una cruza entre un pino y un ombú lo cual salió uno de esos muñecos cabezones que se le mueven la cabeza cuando lo tocan. Nació en mitad de un bosque desconocido que luego por futuros sucesos llevaría su nombre. Un día Federico Klemm pasó por ahí después de tener sexo con una de sus prostitutas y vio a Martín y dijo "Que copado" Se lo llevó y lo puso en el espejito de su Renault azul, a sus 14 años, un día Klemm paró frente a un Garbarino a comprarse una heladera para pintarla de naranja Martín se quedó mirando una tele donde pasaban un partido del Enzo que justo estaba metiendo su gol número 3495241 mil a un equipo de turno, Palermo lo vio y pensó "Yo quiero ser como el Enzo" Ricky Maravilla famoso drogadicto y lector de mentes que pasaba ahi para comprar un microondas para recalentar sus milanesas napólitanas supo lo que dijo Martín y con el permiso del Teto Medina y Chuck Norris lo convirtió en humano para que alcanze su sueño, Martín de repente se convirtió en humano, vió a Ricky, le guiño un ojo, se agarró la verga, encendió el auto de Klemm y se fue a la mierda.

Su principios en los intentos de fútbol
Se sabe que Martín probó suerte en muchos clubes sin ninguno que lo quisiera contratar, Martín fue a pedirle consejo al gran sabio Michael J. Fox acerca de su predicamento, Fox meditó bastante esta situación y hasta le pidió ayuda a su amigo, el físico, astrónomo e inventor de las baterías a base de Crack, Alberto Roberto Mamerto Einstein a lo que llegaron a la teoría de que Martín Palermo era el único coso en el universo que le era físicamente imposible jugar al fútbol de cualquier clase, obviamente esto deprimió muchisimo a Martín pero no dejó sus sueños de ser futbolista de lado asi que siguió intentando proseguir con sueños pero ningún técnico era tan estupido como para quererlo hasta que un día fue a probarse a [[[Estudiantes de Secundaria donde dirigía el Doctor Carlos Salvador Bilardo que como estaba tan borracho de Gatorade decidió aceptar a Palermo en su equipo. Los meses pasaron y cuando Bilardo decidió ir a la doble A se dio cuenta de Palermo no hizo nada bien en ningún partido y que su promedio era de -3, con la astucia de Bilardo y planes estratégicos decidió burlar al fantasma del anti-fútbol que traía Martín, Carlitos estratégicamente ubicó a Martín a 5 metros de la portería rival y le decía a todos sus compañeros que le tirarán pelotazos contra Martín haciendo que se desvié y que Martín emboque los goles de rebote. Tan efectivo era esta táctica que Martín fue goleador de un torneo que se jugaba entre Estudiantes de Secundaría, Deportivo Eureka, Los amigos de Tomás, los L.A. Lakers, San Martín de Porros y Gimnasia Artística de La Plata, al preguntarle a Martín sobre lo que pensaba acerca de su logro este respondió “¿Yo estuve jugando al fútbol?”. La gente quedaba anonadada con los logros de Martín, prácticamente había logrado lo imposible, vencer a las leyes de la física sin ser ninguna clase de divinidad.

Su pase a Bosta
Tal fue la euforia por Martín que Maradona antes de irse a pelear la S.G.M. le dijo al técnico de Bosta Junior que contrate a Martín, obviamente estaba pasado de pseudoefedrina el Diego pero como el D.T. de Boca era la perra de Diego lo contrató igual, Martín hizo una famosísima dupla con Guillermo Barros-Schelotto, tambien conocido como el anti-cristo, con sus goles y el clamor de la gente, Steven Spielberg el famoso director de películas porno y basurero decide hacer una película de la heroica vida de Martín. Un club Ex-Español viendo la prometedora publicidad que le daría tener un jugador que le van a ser una película y que todos aman deciden ficharlo.

Su futuro en otro equipo malo y fin de su carrera
Con la espectacular viaje de Martín hacia el Fans de Betis la Fea Futbol Club que jugaba en la G de España todo era felicidad y alegría para Martín hasta que un día llegó un nefasto día en que el El Fans de Betty la Fea se tuvo que enfrentar al Real Mandril y Martín tuvo que ser marcado por el discipulo de Bruce Lee y admirador de Chuck Norris, el señor Sergio Ramos. A los 4 minutos de partido Sergio le tira la patada de la gruya a Martín partiendolo en 4 pedazos, el referí le tuvo que sacar la tarjeta multicolor, Sergio le tiró el golpe Ninja de la muerte al referí obviamente matandoló y luego siguieron jugando, esto era un tramite para Sergio Ramos.
Martín logró salvarse ya que los doctores lo pudieron pegar devuelta con Cinta Scotch pero diagnosticaron que el nunca más iba a poder recibir muchos pelotazos porque sino moriría de desarmación, Martín se tuvo que retirar pero hoy en día se lo puede ver en mitad de Plaza de Mayo haciendo el trabajo de sus antepasados, sirviendo para que los pajaritos poseen y hagan sus nidos.

El Clamor de sus Fans

Los fanaticos de Martín se conmovieron tanto por la vida de Palermo que decidieron nombrar al bosque misterioso donde nació, el bosque de Palermo como había una ciudad cerca también decidieron llamarla tambien Palermo, después de que una manada de Pikachus invadieran el lugar este se hizo conocido como Glamlandia

Grandes momentos en su carrera futbolística

-En 19XX durante un partido contra Platero, se le ocurrió patear un penal. Intentó patear con su diestra el balón pero no lograba conectar la patada, luego de varios intentos patea con su pie derecho su pie izquierdo pateando el balón con las dos piernas, como el arquero ya aburrido estaba chamuyandose a una plateita Platera, Martín convirtió gol. Así una vez más burlandose de su destino ya que el gol no era valedero.
-Luego de celebrar un gol que metió de rebote. Martín fue a abrazarse con los de su hinchada, aprovechando el momento la hinchada le tiró un cartel encima para quebrarlo y que no juegue más, obviamente fallaron
-El equipo que más le convirtió Martín fue a Gimnasia Artística de La Plata demostrando que no solo nunca ganan nada, que el anti-cristo es hincha de su equipo sino que lo tiene de hijo el hombre árbol
-En un partido contra "Independientemente del contrario perdemos igual" En Avellaneda, Martín se encontraba en mitad de cancha atandose los cordones cuando un plateista de su equipo le empieza a decir barbaridades multiples, Palermo decide agarrar el balón y patearselo en la cabeza al hincha. Cuando Martín chuta, envoca el balón en el arco contrario de accidente, se cree que este fue el momento en que Martín Palermo estuvo más cerca de jugar al fútbol de en serio.
-Un día, el equipo de Palermo juega contra Riverguenza en una canchita en Valeria del Mar. En una conversación entre Martín y el arquero contrario Juan Pablo Cariño, el arquero le dijo que le convenía tonificar sus brazos ya que se le vería muy bien, de inmediato Martín empezó a hacer flexiones en el travesaño del arco de Juampi, cuando cae un pelotazo que rebota en Palermo y hace gol.
-Martín jugó un partido con la camiseta de la selección Argentina donde erró 333 penales en un solo partido, se comenta que fue por voluntad de Chuck Norris que no iba a aguantar que la mentira de Palermo juegue en la selección tuvo que llamar a Oscar Córdoba, el Dios de atajar penales, a que le ataje a Palermo
-Martín aseguró que las noches cuando tenía que compartir el cuarto con Guillermo Barros-Schelotto pasaban cosas muy raras y satanicas y que al día siguiente no se acordaba de nada lo que pasaba. Esos eventos por ¿Quuién sabe cual razón? Lo llevó al travestismo.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 License