Juan Pablo Sorín

Según la mitología griega, luego de una noche de pasión entre Turanga Leela y un boliviano que se mudó ilegalmente a a Grecia (No unificada), nació una clase de mostruo de la mezcla genética, era un cíclope no de un solo ojo, sino de una sola ceja y una cabellera de 2 metros. El boliviano fue deportado pero Leela lo llamó Juan Pablo Cixlorín, nombre digno para la vida en Grecia, días más tarde su madre es raptada por la FARK y no es liberada sino en muchos años más tarde.

Obviamente, Cixlorín fue criado en un orfanato griego y fue muy discriminado por su gigantezca uniceja, su cabellera y por sus gustos por el Jebi Metal (ya que con semejante cabellera no podía ser diferente). Un día cuando Juampi, ya lleno de rencor y odio, se tomó 27 potecitos de Danonino y 3 honguitos del Mario Bros, llegó a alcanzar una altura de 25 metros, convirtiéndose en un verdadero monstruo. Con esta altura empezó a aterrorizar a todas las aldeas griegas que se encontraba, hasta que un día Cixlorín irrumpió en un bar donde se encontraba una brujita muy poderosa y muy querida en La Plata: Juan Sebastián Verón. Cuando el monstruo irrumpió en el Gin Tonic de Verón ambos tuvieron una pelea bíblica de película. En un momento, Verón casi agasajado por el poder de Juan Pablo y su unilaser (Rayo laser que le sale de la uniceja) convoca con sus últimos puntos de MP a su conjuro más poderoso, Steven Seagal, éste en su traje de karateca y con su única mirada, le tiró un par de bifes al Cixlorín, le hizo un agarre de brazo sacándole todos sus poderes. Entristecido y desterrado de Grecia, se fue a vivir a Bs. As. y se hizo aun más jebi.

Juan Pablo Cixlorín vagabundeó mucho por las calles de Bs. As. Vivía de tocar Master of Puppet y StairWay to Heaven en las plazas por unas moneditas. Un día que pasaba por Nuñez un balón de fútbol le cayó en los pies; de inmediato fue una persona a reclamarlo, pero no cualquier persona: era el Enzo Francéscoli, que estaba jugando una picadita con Pelé, el Mono Burgos, el Leche LaPaglia y el Manteca Martinez entre otros. El Enzo vio la cara de tristeza del pibe y le preguntó qué le pasaba. Él le contó toda su historia y desdichas. El Enzo le dijo que él lo iba a ayudar, pero tenía que irse a jugar un partido con River. Le preguntó al muchacho si no quería ir a jugar con él de Volante por izquierda ya que en esa posición tenían a Vieitez y ya no lo aguantaba nadie.
Cixlorín fue, jugó y ahí fue cuando pasó algo mágico, Cixlorín le desapareció un centímetro entre las cejas haciéndolo ya no más unicejoso. Cixlorín fue iluminado por la magia futbolística del Enzo como todas las personas que juegan con él, y decidió quedarse en River y cambiarse su apellido por el de Sorín, por quién sabe cual razón. Su carrera futbolística fue espectacular, hasta que un día el italiano más malvado del mundo, Marco Materazzi, atentó contra su vida dejándole meses de lesión. Se cree que ahora su futuro se liga a que va a ser guitarrista principal en la banda del Mono Burgos.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 License