Divisibles

Divisibles: dícese de aquellos partidarios opuestos a los sintéticos, que sostienen que el universo es múltiple y no íntegro, que son necesarias al menos dos instancias para interpretarlo, que es dinámico, y que ni las palabras ni los números sirven para describirlo pero si para hacernos una idea acabada de lo que no es.
Postulan que no tiene principio ni fin, pero esto debería leerse en realidad como que sí puede tener principio y fin, ya que la dualidad de sus aseveraciones no les permite mantener una sola posición. También se los nombra así por tener la facultad de ver dos realidades, lo que ha motivado a los sintéticos a llamarlos "borrachos" sin más.
Se desconocen prácticamente sus orígenes, y por ende a los primeros que formularon estas teorías, ya que los gobiernos, y posteriormente los Sintéticos, se ocuparon de hacerles beber cicuta, exiliarlos en afueras que no existen, putearlos cuando paseaban por las calles, o bien someterlos a "Programas de Reeducación Social Continua", donde se los drogaba con un cóctel a base de esquerichia coli y sodio, al tiempo que se los colocaba desnudos en un sillón de cuerina a mirar "Bailando por un sueño que nunca se da".
Algún Sintético en un programa radial durante la Segunda Guerra Mundial habría comentado lo siguiente: "Los divisibles no existen, no sé de qué hablan, pero debe ser una broma de mal gusto que se debería castigar."
Cuando la evidencia de su existencia fue abrumadora, el mismo Sintético anunció en la radio que: "Yo tuve un amigo Divisible, pero solía andar sucio".
Los divisibles siguen siendo estigmatizados desde los medios, pero tolerados, mientras trabajen y se porten bien. Algunos de ellos han aportado a la cultura teorías como la división del sujeto del inconsciente, que introduce la idea de que el sujeto puede soñar, una facultad que algunos sujetos atestiguaron haber tenido, y que en el sueño han llevado a cabo cosas que en la vida despierto no pueden hacer, como volar, andar desnudo delante de otros, o tener sexo con un pomo de mayonesa.
Otros divisibles han desarrollado teorías de que la sociedad de Argentina está dividida en clases que pelean continuamente, una idea que algunos adjudican a un tal Eusebio Jegel, pero desarrollada por Pablo Mars, quienes curiosamente sostienen que una vez finalizada la contienda ahi sí se llegará a lo que sostienen los Sintéticos, pero no antes. Los Sintéticos han formulado que eso ya ha ocurrido en la mente de Chuck Norris y por eso no debemos repetirlo nosotros, que dejen atrás el pasado.
Los divisibles han inventado el uso de los servidores en espejo, y han descubierto de pedo las estrellas binarias.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 License